Mira Historias Conmovedoras de Bebitos Prematuros

Loading...

lunes, 31 de marzo de 2014

Descubren que los Bebés toman el pecho tal y como creíamos

Desde hace unos días no hago más que ver un titular que me llega por varios medios, diciendo siempre lo mismo: “Los bebés no toman el pecho como creíamos”. Confieso que no lo había leído hasta ahora porque no me llamaba la atención, pero mira, al final la constancia ha tenido su fruto y heclickado uno de los enlaces para ver qué han descubierto.
El resultado de lo que he leído ha sido lo esperado, y de ahí mi titular, diferente al de los medios:científicos descubren que los bebés toman el pecho tal y como creíamos. Algo así como lo que en mi pueblo definen como “han inventado la sopa de ajo” y en el pueblo vecino como “han re-inventado la rueda”.



Publicado en la revista Proceedings of the National Academy os Science of the United States of America (PNAS), científicos de The City College of New York y la City University of New York aseguran haber dado solución a una incógnita no descubierta en el último siglo.
Según cuentan, han visto en las ecografías de bebés tomando el pecho que consiguen la leche de su madre mediante una combinación de movimientos mecánicos y presión negativa en el interior de la boca.
Para verlo, como digo, han analizado las ecografías de los bebés mamando, observando cómo mueven la mandíbula y la lengua, dónde queda el pecho y el pezón de la madre y qué sucede dentro. A partir de esos vídeos han creado un modelado en 3D por ordenador que hace lo mismo que sucede dentro de la boca y que les ha permitido ver qué sucede exactamente.

     Cómo mama un bebé

Lo que hace un bebé cuando coge el pecho de su madre es algo que se puede explicar, que se puede ver en los vídeos y que no se puede imitar. Por más que queramos, somos incapaces de hacer con la lengua lo mismo que hacen los bebés, así que lo explico porque es muy interesante saberlo y todo adquiere un toque más increíble mágico al deciros eso, que ni los niños mayores ni los adultos podemos hacerlo a caso hecho.
Cuando un bebé abre la boca, coge el pecho y la cierra hace presión negativa en el interior. Es decir, hace succión para que el pecho no se escape. Hace ventosa. Deja entonces la lengua apoyada sobre el labio inferior y empieza a mover la mandíbula con un movimiento que podría definirse como “de bicicleta”, algo así como abajo y arriba, adelante y atrás.
Lo sorprendente es lo que sucede en la lengua. La parte trasera de la lengua permanece casi estática, como anclada en la boca haciendo base (es decir, la lengua no sale y entra). La parte media y delantera de la lengua, en cambio, se mueve como una especie de onda que va desde la punta hasta la parte trasera, ejerciendo un movimiento que modifica la presión dentro de la boca.
Ese movimiento de la lengua, el movimiento de la mandíbula, la presión interna negativa y el reflejo de eyección de la madre hacen que la leche vaya saliendo del pecho y llegando a la garganta del bebé, donde sólo tiene que tragarla.
No acaba de gustarme cómo lo han representado en este vídeo, pero creo que es bastante visual y seguramente os ayudará a entender mejor cómo funciona el asunto:

Por qué digo que no han inventado nada

Ahora me diréis “oye, pues es muy interesante… yo no sabía nada de esto”. Y puede ser, porque mucha gente no sabe cómo funciona el acto de mamar y tampoco es que tenga que ser algo que todo el mundo deba saber.
Lo interesante para las madres es saber que los niños hacen ventosa y que si quieres retirar el pecho debes romper esa presión negativa para que no te haga daño. Y lo interesante es saber que el bebé ha de coger el pezón y la areola dentro de la boca, porque succiona del pecho, no del pezón. Lo que haga el bebé con la lengua y saber que la presión negativa que ejerce el bebé es de -27 milibares, pero que es cambiante porque la presión va oscilando con los movimientos de la lengua, no es realmente importante para una madre.
Ahora bien, para los profesionales de la salud interesados en ayudar a las madres a dar el pecho sí puede ser interesante, y esto es algo que a mí ya me explicaron en el Curso de Asesoras de Lactancia Materna de Fedalma, allá por el año 2007. Luego pude ver vídeos de ecografías de bebés mamando en el VII Congreso Español de Lactancia Materna – IHAN, en Ávila, en el año 2010, donde también hablaron de ello.
Vamos, que hace ya casi 7 años, mínimo, que se sabe cómo maman los bebés y un estudio que lo ratifica se anuncia a bombo y platillo como si se hubiera descubierto algo novedoso e impresionante.
Así que cuando dicen “los bebés no toman el pecho como creíamos”, pues igual es como creía la población en general, o incluso como creían muchos profesionales que no saben cómo funciona el tema y que siguen diciendo que cuando el bebé mama más de 10 minutos lo que sale después de la leche es aire (y la gente inflando globos con la boca, con compresores o botellas de aire a presión). Pero si hablamos de gente un poco informada, pues no… esto no es nuevo, me temo.
Ahora, que no quiero yo desalentar a nadie a seguir investigando sobre lactancia, ni mucho menos. Cuanto más se estudie sobre ello, más sabremos todos.