Mira Historias Conmovedoras de Bebitos Prematuros

Loading...

martes, 27 de mayo de 2014

La Historia de Francesco, "EL ÁNGEL DE LA SONRISA"

Mi hijo, mi bebé, el Ángel de la sonrisa, MI HÉROE




Afrontar la pérdida de un padre, un familiar o un amigo, no es fácil. ¿Y la de un hijo? Indescriptible sensación. Sentís que te arrancaron el alma, que se fue algo de tu vida, sentís impotencia, dolor, angustia y soledad.

Francesco fue un luchador. Luchó al venir a este mundo, quedarse, aferrarse a la vida, soportar una operación mía sin saber yo aún de su existencia, apnea durante una resonancia y tres paros. 
Ansioso por conocer el mundo, nació antes de tiempo y esa ansiedad hizo que durante difíciles 19 días esté internado, mirando a otros bebés en su misma situación. 

De ahí en más, tan chiquito y frágil, como se veía su cuerpito demostró que vino a dar pelea, que no se rendiría fácilmente. 
Cada noche le hacía una señal de la cruz en su corazón repitiendo "Que Dios te bendiga, que Dios te cure, que Dios te mime" y él, solo me miraba fijamente y al darle un beso en su corazoncito, me sonreía, quizá diciéndome "mamita, tengo una misión". 
Aquella tarde cuando le diagnosticaron Coartación Aórtica, sentí que se venían tiempos difíciles, porque podes tener un problema en la pierna, en los brazos, en la vista, pero ¡el corazón! uno de los órganos impulsores del ser humano. 

Tras un intento de Resonancia, al colocarle la anestesia le dio apnea, dejó de respirar y tuvieron que reanimarlo.Ese 19 de diciembre de 2013 fue un aviso que algo no estaba bien en los tiempos que vendrían, que nada sería fácil. 
Estudios, tras estudios, hacer todo lo que los médicos decían para curarlo, no tuvieron éxito. 
El 7 de mayo debíamos hacerle una Valvuloplastía aórtica, que casualidad (o causalidad) que coincidiría con el aniversario de fallecimiento de mi papá, una fecha tan sensible a mis sentimientos. 




Esa mañana despertó como casi siempre, con una amplia sonrisa, dándome de esa manera los buenos días. Nos cambiamos, yo con los nervios a flor de piel nos fuimos para hacer su estudio. 
En la sala de espera, tal lo acostumbrado por mi a todos los lugares que íbamos, hacíamos el show fotográfico, un video del ¡Baila Francesco! sin saber que serían las últimas imágenes. 
Eran las 8 de la mañana, entró a esa fría sala. De a poco en mis brazos, el anestesista lo iba durmiendo, él, aferrado a su compañero inseparable, su chupete. Ahí comencé a desvestirlo, "denle un beso papás", nos dijeron los médicos, "despídanse". Y así fue, el último beso que le dimos y lo dejamos acostadito, durmiendo, desnudito, sin mi, sin su chupete. 
Fueron largos los minutos y la espera eterna, Pablo me decía, "si tarda es porque esta bien, sino ya hubiesen salido". Mi intuición de madre no coincidía con ese pensamiento. 
A las 10 sale la cardióloga y veo en sus ojos un halo de preocupación y su bata manchada de sangre, la sangre de MI BEBÉ. 

"Tuvo un paro", me dijo, el mundo se me cayó encima, y de ahí en más todo lo que decían eran palabras en vano, tuvo arritmia, esperaban que se estabilizara, habría que operarlo. Tantas cosas que luego no pasaron. 
De ahí, 20 minutos más esperando que se "estabilizara" fue llevado a Terapia Intensiva, a Post Paro. El médico nos dio el parte, la situación de Francesco era gravísima, solo 6 de 100 niños salen de esa etapa, si lograba salir habría que operarlo, porque su problema no era la válvula, sino la aorta. 
Mi pregunta solo fue una ¿podrá escucharme?, la respuesta, "está sedado para que no gaste energía, pero la voz de la madre siempre llega", y por algún momento mantuve esperanza de que me oyera. 
Nos hicieron pasar a verlo, primero Pablo, después entré yo. Mi hijito, mi bebé lleno de tubos, cables, aparatos y rodeado de doctores que me miraban con pena, sabiendo que casi nada podría hacerse. 
Lo reté, le dije que se tenía que quedar a mi lado, y después no pude evitar cantarle la única canción que hacía que SIEMPRE se riera. "Mi bebé, mi bebé, que lindo es mi bebé, yo lo quiero mucho a mi bebé, mi bebé Francesco es.....Francessssco, hola bebé". La voz entrecortada, pero sin derramar una sola lágrima para que él no sintiera el desgarro de mi alma. 
Me hicieron salir de ahí, algo sucedía. 
Luego supe que le agarró un segundo paro cardíaco. 
Mamá, siempre a mi lado como una leona cuidando a su cachorra de 36 años pero que en ese momento estaba tan frágil por la situación, me llevó a comer algo porque no lo hacia desde hacía 36 horas. Al bajar nos encontramos con Florencia, una mujer con uniforme del Cardiológico, que al verme tan mal me preguntó que me sucedía, le conté y ella me dijo vamos a rezar, así lo hicimos, San Juan Pablo II fue nombrado en esas oraciones como intercesor del milagro. 
Nos fuimos al comedor, mamá trajo algo para comer y yo me negué rotundamente, solo contemplaba el chupete de mi hijito sobre la mesa. 

Suena el teléfono de mamá y allí ella me dice, "vamos". El corazón me explotaba, ya se acercaba la muerte. Pablo puso "vení, está peor". Eran las 12.57. 
La doctora de guardia 
os informó que hacían todo lo posible, que le dio un paro y le sangran los pulmones. 
Se me cayó el teléfono de las manos, y pensé por un instante, que ya no siga sufriendo, que por favor lo dejen ir. 
Ver a un hijo, tan pequeño, soportar todo eso hace que el amor por no verlo sufrir sea mayor, pagando el precio de no verlo nunca más. 

Guillermo, el hermano de Pablo estuvo en ese momento, y pudo abrazarlo porque mis fuerzas no podían hacerlo. Algunos minutos después llegó el mayor, Enrique, lamentablemente para escuchar el desenlace. 
De ahí lo que dijo la doctora, no me acuerdo con detalles pero lo que si me queda presente es que me dijo que le dio un tercer paro, que lo estaban reanimando desde hacía 40 minutos y no respondía, y ese.......fue el final.
Francesco se fue. Eran las 13.40 de ese soleado miércoles 7 de mayo de 2014.
Nos hicieron pasar, ya sin tubos ni nada conectado a su cuerpito, Pablo derramaba mil lágrimas, yo, increíblemente dándole fuerzas, sin un solo llanto. Nos acercamos a la cuna y solo repetía, "gracias mi amor por darme tanto, por permitirme ser tu mamá, Gracias, gracias, gracias mi cielo por darme tantas sonrisas, tanto amor, gracias". 
Agradecimos a cada médico que también tenían cada uno de ellos tristezas en sus rostros. Mostramos nuestra gratitud porque somos concientes que ellos hicieron todo lo que pudieron y a pesar de no ser su hijo, de no conocerlo, fue un pequeñito que precisaba toda la atención. 
Salimos en silencio, abrazados, de la misma manera que entramos. Silencio, desazón, desconcierto, nada más. 
Tuve antes, durante y después, cientos de mensajes al celular dándome fuerzas, preguntándome como iba todo y después.... acompañándome. 
Llevaron su cuerpito en la "cajita de cristal" hacia la morgue, allí estaba dormidito. Me arrodillé le hablé, el parecía un ángel, dormidito. Pensé lo que sintió María al ver a su amado hijo desfallecer. Estar a sus pies, con el alma destrozada. por un instante fui una atrevida al compararme con ella, pero me unió el dolor de madre. 
Fui a la guardia porque no me sentía bien, los nervios, y la situación me pasaron factura con un tremendo dolor de cabeza, vómitos, malestares. Me medicaron. Al volver junto a mi hijo, ya no estaba en su cuna, mamá lo tenía entre sus brazos cual pequeño dormido. 
Llegó el señor de la funeraria y preguntó por Francesco, miró extrañado que lo tengamos en brazos en vez de que esté en la "cajita", me preguntó si queríamos ponerlo en un cajón un poco más grande o llevarlo en brazos hasta la camioneta. La ultima opción fue la elegida, no podría soportar verlo en algo tan frio. 

Subo al móvil y lo llevo en brazos, pues en MIS brazos entró y era justo que de la misma manera salga, mi hijo iba durmiendo aunque no respirase. 
Llegamos a la casa funeraria y mamá lo depositó en un cajoncito. Allí muchas personas se acercaban, personas desconocidas, compañeros de nuestros trabajos, familiares, amigos. Me reconfortó ver el aprecio que mi hijo se ganó en solo 8 meses. 
Un duro momento fue decirle a sus hermanos. Llegamos con Pablo a la casa de sus tíos y primero salió Fabri preguntado ¿y Francesco? Me quedé sin respuestas. Detrás salió Santi presintiendo la noticia. De ahí en más tomé la palabra y les dije "Francesco ya no está se fue con el abuelo". Juro que el grito desgarrador de Santino no lo olvidaré nunca. Gritaba ¡"Noooo, quiero a mi hermanito"!. ¿Como explicarle a un niño de 8 años sobre la muerte? ¿Cómo hacerle comprender que una de las personas que más amaba ya no la volverá a ver?. Nos dijo que le había hecho una cartita para que se recupere y era simple, pero hermosa. "Francesco te amo mucho",decía, escrita con tan pocas palabras pero con un mensaje único. La frase dentro de un corazón recortado y un dibujo de él sosteniendo a su bebé. 
Los llevamos a que se despidan de su hermano, entraron, lo miraron y Santino dijo ¡Francesco te amo! Que más se puede agregar en ese momento. 
Luego se fueron con su tía Alejandra, la madrina de mi bebé a quien agradezco profundamente porque junto a Guillermo aceptaron ese 15 de diciembre apadrinar a mi hijo. 
El abrazo tan sincero con cada uno de los familiares y amigos fue el impulso que hacia no desfallecer. Mi suegro Juan y mi cuñada Mara vinieron de Buenos Aires apenas enterados de la noticia. 
Hoy puedo decir gracias a los Ruiz, a la unión y al amor que contuvieron a Pablo, ¡qué gran familia! y tengo el privilegio de pertenecer a ella. 

Los abrazos, besos, palabras, presencias que hacían sentirme acompañada, ser la protagonista de un mal sueño. 
Fue la noche más larga de mi vida,sin ninguna duda, la más triste, la más vacía. Le canté su canción favorita y le hablaba suavemente.

Las frases más comunes "Fuerza", "seguí por esos dos angelitos que tenés", "Dios sabe porque hace las cosas" se repetían cotidianamente, y parece mentira, pero para mi son vacias, porque sé que tengo que ser fuerte, luchar por Santino y Fabrizio, que Dios lo llevó de mi lado. Nada me cambia, solo necesito un abrazo, una presencia, no estar sola, porque sola me siento a pesar de tener a mi familia y amigos, algo en mi también se fue, estoy de rodillas, pero me pondré de pie nuevamente. 
¿Qué pensar cuando las cosas suceden de esta manera?. ¿Qué pasa por la cabeza de un doctor al ir perdiendo la batalla y su paciente se va desprendiendo más de sus conocimientos profesionales y ante la presencia de la muerte debe dar la noticia a esos padres que aun mantienen luz de esperanza y a esos familiares que aguardan a metros de su ser querido que ya se va? 
Es imposible no buscar explicación, es imposible no buscar respuestas y querer tener a quien culpar de tan lamentable hecho. Quizá me enoje con Dios, con los médicos y me culpé a mi misma por llevarlo al "matadero". Mis días están llenos de quizás....de porqués...de para que...y todas, sin respuestas. 
Se que mi Yupi luchó hasta el final, la peleó hasta donde le dieron sus fuerzas, su corazoncito fue débil físicamente pero de una inmensidad espiritual enorme. 
Cuanta falta me hará, tendré los brazos vacíos, las ropitas que faltarán estrenar, los juguetes que ya no sonaran sacando esas grandes carcajadas y balbuceos, los ¡baila Francesco! que a diario hacia, los enojos por la noches resistiéndose dormir, las miradas hacia la tele y su dibujito, "La Casa de Mickey Mouse" que yo nunca más podré ver porque me harán sacar tantas lagrimas, los proyectos, los viajes a ese lugar que tanto quise que conozca, la cuna que nunca más tendrá un bebe soñando, las sonrisas dormido que no las veré mientras trabajaba, la comidita, que solo se trataba de purés pero con el ingrediente mas importante que podía agregar...amor, las rabietas por las ansias de querer comer una cucharada tras otra, las vacunas por colocar, los primeros pasos, los dientitos que solo uno vio la luz, el decir MAMÁ. En fin, tantas cosas por ver, por escuchar por hacer, por sentir que jamás pasaré
Lo tengo en un cofrecito de madera, sus cenizas me acompañarán toda la vida, y a su alrededor estarán plantadas rosas blancas, símbolo de pureza, reflejo de lo que él en vida fue. 



Francesco estuvo en mi panza 35 semanas y afuera otras 35 semanas (8 meses y 5 días) repartiendo amor y sonrisas en este mundo. 
Pablo, el hombre que no solo es mi esposo, es el amor de mi vida, mi amigo, mi sosten, el que me acompaña, está a mi lado y él me hizo comprender que realmente Francesco con tan corta edad es un héroe. Tenía lo primordial, pañal, ropa y leche pero enseñó tanto. Sonreir aunque el corazón no esté de lo mejor. 

Mi bebé, con tan corta edad me demostró y demuestra que hay que vivir HOY, mañana no sabemos si estaremos, sonreir a pesar de las dificultades, de las piedras en el camino.Sonreir... pero no falsamente, sino con la pureza en su mirada, reconfortando a quien lo necesita con un abrazo, mostrando la simpleza. 
Francesco, Yupi, Fran, amor, Chesco, bebé, de muchas maneras te llamaba y todas me entendiste, porque las palabras no eran las que nos unían, sino el sentimiento. 

Francesco Nicolás, mi ANGEL DE LA SONRISA. ¡Gracias! y en algún momento volveré a tenerte en mis brazos y a darte tantos besos que no pude darte en este tiempo donde te arrebató de mi lado la enfermedad. 

Fuiste, sos y serás mi pequeño gran Héroe, mi maestro, mi luz, mi bendición. Mi campeón de vida, mi luchador. Te amo con todo mi mente, con todo mi ser. Hasta pronto mi ÁNGEL DE LA SONRISA.
Gracias al personal médico del Cardiológico, a mi mamá que NUNCA se separó de mi lado, a la familia de Pablo, a mis colegas y compañeros de trabajo, a conocidos, a amigos. Gracias a cada persona que escribió en Facebook, a los que me dejaron mensajes al celular, a los que llamaron. Gracias a los que me dan un apoyo solo con la presencia, porque en los malos momentos es donde se ven los corazones sinceros. Leo cada mensaje, aunque no lo responda, me reconforta el detalle de cada escrito. Gracias a quienes amaron a Francesco. Un placer de tenerlos cerca


Escrito por: Soledad mansilla
Publicado por: Mi Bebito Prematuro




lunes, 31 de marzo de 2014

Descubren que los Bebés toman el pecho tal y como creíamos

Desde hace unos días no hago más que ver un titular que me llega por varios medios, diciendo siempre lo mismo: “Los bebés no toman el pecho como creíamos”. Confieso que no lo había leído hasta ahora porque no me llamaba la atención, pero mira, al final la constancia ha tenido su fruto y heclickado uno de los enlaces para ver qué han descubierto.
El resultado de lo que he leído ha sido lo esperado, y de ahí mi titular, diferente al de los medios:científicos descubren que los bebés toman el pecho tal y como creíamos. Algo así como lo que en mi pueblo definen como “han inventado la sopa de ajo” y en el pueblo vecino como “han re-inventado la rueda”.



Publicado en la revista Proceedings of the National Academy os Science of the United States of America (PNAS), científicos de The City College of New York y la City University of New York aseguran haber dado solución a una incógnita no descubierta en el último siglo.
Según cuentan, han visto en las ecografías de bebés tomando el pecho que consiguen la leche de su madre mediante una combinación de movimientos mecánicos y presión negativa en el interior de la boca.
Para verlo, como digo, han analizado las ecografías de los bebés mamando, observando cómo mueven la mandíbula y la lengua, dónde queda el pecho y el pezón de la madre y qué sucede dentro. A partir de esos vídeos han creado un modelado en 3D por ordenador que hace lo mismo que sucede dentro de la boca y que les ha permitido ver qué sucede exactamente.

     Cómo mama un bebé

Lo que hace un bebé cuando coge el pecho de su madre es algo que se puede explicar, que se puede ver en los vídeos y que no se puede imitar. Por más que queramos, somos incapaces de hacer con la lengua lo mismo que hacen los bebés, así que lo explico porque es muy interesante saberlo y todo adquiere un toque más increíble mágico al deciros eso, que ni los niños mayores ni los adultos podemos hacerlo a caso hecho.
Cuando un bebé abre la boca, coge el pecho y la cierra hace presión negativa en el interior. Es decir, hace succión para que el pecho no se escape. Hace ventosa. Deja entonces la lengua apoyada sobre el labio inferior y empieza a mover la mandíbula con un movimiento que podría definirse como “de bicicleta”, algo así como abajo y arriba, adelante y atrás.
Lo sorprendente es lo que sucede en la lengua. La parte trasera de la lengua permanece casi estática, como anclada en la boca haciendo base (es decir, la lengua no sale y entra). La parte media y delantera de la lengua, en cambio, se mueve como una especie de onda que va desde la punta hasta la parte trasera, ejerciendo un movimiento que modifica la presión dentro de la boca.
Ese movimiento de la lengua, el movimiento de la mandíbula, la presión interna negativa y el reflejo de eyección de la madre hacen que la leche vaya saliendo del pecho y llegando a la garganta del bebé, donde sólo tiene que tragarla.
No acaba de gustarme cómo lo han representado en este vídeo, pero creo que es bastante visual y seguramente os ayudará a entender mejor cómo funciona el asunto:

Por qué digo que no han inventado nada

Ahora me diréis “oye, pues es muy interesante… yo no sabía nada de esto”. Y puede ser, porque mucha gente no sabe cómo funciona el acto de mamar y tampoco es que tenga que ser algo que todo el mundo deba saber.
Lo interesante para las madres es saber que los niños hacen ventosa y que si quieres retirar el pecho debes romper esa presión negativa para que no te haga daño. Y lo interesante es saber que el bebé ha de coger el pezón y la areola dentro de la boca, porque succiona del pecho, no del pezón. Lo que haga el bebé con la lengua y saber que la presión negativa que ejerce el bebé es de -27 milibares, pero que es cambiante porque la presión va oscilando con los movimientos de la lengua, no es realmente importante para una madre.
Ahora bien, para los profesionales de la salud interesados en ayudar a las madres a dar el pecho sí puede ser interesante, y esto es algo que a mí ya me explicaron en el Curso de Asesoras de Lactancia Materna de Fedalma, allá por el año 2007. Luego pude ver vídeos de ecografías de bebés mamando en el VII Congreso Español de Lactancia Materna – IHAN, en Ávila, en el año 2010, donde también hablaron de ello.
Vamos, que hace ya casi 7 años, mínimo, que se sabe cómo maman los bebés y un estudio que lo ratifica se anuncia a bombo y platillo como si se hubiera descubierto algo novedoso e impresionante.
Así que cuando dicen “los bebés no toman el pecho como creíamos”, pues igual es como creía la población en general, o incluso como creían muchos profesionales que no saben cómo funciona el tema y que siguen diciendo que cuando el bebé mama más de 10 minutos lo que sale después de la leche es aire (y la gente inflando globos con la boca, con compresores o botellas de aire a presión). Pero si hablamos de gente un poco informada, pues no… esto no es nuevo, me temo.
Ahora, que no quiero yo desalentar a nadie a seguir investigando sobre lactancia, ni mucho menos. Cuanto más se estudie sobre ello, más sabremos todos.

Ser Mamá teniendo una Discapacidad. MOTIVADORA HISTORIA¡¡

Aveces creemos que nuestra vida es difícil, nos parecen grandes retos las pruebas del diario vivir, Nos ponemos mil Metas y las dejamos sin cumplir, No nos sentimos capaces ni creemos contar con las herramientas necesarias..

Pero... 

Son Reales los impedimentos que creemos que Existen?

Cual es el Verdadero Impedimento?

QUIEN TIENE LA MAYOR DISCAPACIDAD?



Mira este Documental y cuentanos que piensas.



Hermosa Celebración De Ser O Tener Una Mamá

Tu Mamita: Eres Unica! Tu Bebito Prematuro es muy afortunado por tenerte a Ti como Mamà! TU AMOR ES LA ESCENCIA DE LA VIDA MUJER FUERTE,!

martes, 4 de marzo de 2014

HISTORIA DE UNA BEBE PREMATURA

ALGO QUE UNO NUNCA ESPERA...



Cuando te enteras que estas en embarazo tu mundo cambia por completo, puede que sea planeado, como pueda que no, a la final siempre amamos a esa Criaturita que empieza a vivir como obra de un milagro dentro de ti.  
A pesar de que  en todas las ecografias que me habían realizado durante la gestación, me habían dicho que tenia un ALTÍSIMO RIESGO DE PADECER PRECLANSIA , me negué totalmente a aceptarlo, siempre fui positiva y rechace la enfermedad; me aferre a Dios y le pedía constantemente por mi bienestar y el de mi bebe: Mas sin embargo sucedió....

El 1 de Noviembre al ir a una cita medica de control con la Perinatologa que me trataba, me encontró la tensión arterial elevada, ademas de que en una semana había incrementado 5 kilos de peso! Por tanto me ordenaron ir de inmediato a urgencias, fue allí que comenzó la mayor prueba de Fe de mi vida...






Todo lo que iba lleno de felicidad  y unión familiar, se lleno de temor e incertidumbre, y ese mismo día 1 de noviembre fui hospitalizada por un diagnostico de  Preclancia severa.

Me probaron 4 medicamentos distintos para bajar la tensión, me tenían con 3 anticoagulantes diarios (los cuales son muy dolorosos) y en total reposo, así que las enfermeras no me dejaban parar de la camilla sino para ir al baño y eso. 
Tuve que dejar como prioridad mi embarazo, pensar en mi bebita que venia en camino y en mi; aceptar tener que estar hospitalizada hasta que mi bebe naciera, y sacrificar a mi otro hijo quien tuvo que estar al cuidado de papito y abuelos en mi ausencia.
Mas sin embargo, la larga espera que se esperaba, resulto mas corta de lo pensado, ya que el 7 de noviembre me agrave demasiado y tuve que ser ingresada a  cesaría de urgencias.


Mi Pequeña Naomi Valentina, Nacio el 7 de Noviembre de 28 semanas de gestación, con 37 cm y pesando 1.059 gramos !!

Fueron días difíciles en cuidados intensivos de la UCI neonatal, mi muñequita iba muy bien hasta que otro bebe de una cuna de al lado le dio Neumonia y por consiguiente los demás bebitos de la Uci, incluyendo la mía, resultaron igualmente con Neumonia.

Tuvieron que entubarla con un respirador artificial,  cada vez era mas difícil para ella respirar,  mantenía con bajones de saturacion, "APNEAS", y mi tranquilidad cada vez era menor, en cada visita tenia que salirme a la mitad, intervenida por los doctores que corrían con mil aparatos a reanimarla, hasta que un día paso lo Peor! dejo de respirar por completo y causo un PARO CARDIO RESPIRATORIO DE 4 MINUTOS.
Ese día cuando me dieron la noticia mi mundo se detuvo, parecía como muestran en las películas, en donde todo se congela y sientes derrumbarte y morir en segundos. Mi chiquita en los días siguientes le dio anemia, un derrame pulmonar severo, bajones de plaquetas y tuvo que ser transfundida de sangre en varias ocasiones. 

valentina 5 semanas después de nacida, con 1890 gramos

Una semana después de que entro en esa crisis, presento otro PARO CARDIORESPIRATORIO, este mil veces peor pues tuvo un lapso de 7 minutos; los médicos me prepararon para lo peor! me explicaron las consecuencias de estos episodios, y las secuelas que deja en un bebe tan pequeño dure tanto tiempo con respirador artificial con tan poca participación de su parte (retraso mental, seguera, daño cerebral, renal, cardiaco) .... 

Pero mi chiquita fue creciendo y apesar de todos los medicamentos, aparatos, cables y chuzones, subió de peso y con ello aumentaron sus probabilidades de sobrevivir.... 



Paso el tiempo, aprendimos a ser pacientes, a tener plena Fe en Dios y a dejar todo en sus manos.


 Fue una navidad y año nuevo triste sin nuestra pequeña, pero aun mas difícil el explicarle a nuestro otro hijo de 4 añitos, el porque su hermanita aun no podía volver a casa y el porque sus papitos tenían que estar tanto tiempo fuera de casa: Pero un día, al día siguiente de la primera visita de su hermanito al hospital, el Milagro Aconteció: como obra de Dios mi pequeña comenzó a respirar sólita y fue desentubada al día siguiente!







Un Gran Milagro, inexplicable para los médicos : mi niña en tan solo 3 días estaba en perfectas condiciones de salud y fue dada de alta! como obra de Dios mi valiente Valentina succiono la tetica como todo una experta y subió a los 2240 gramos  en esos 3 diitas, todos los  exámenes médicos estaban perfectos y no hallaron ni una sola secuela de todas las crisis por las que había pasado.


Después de 55 días en Uci, el 1 de enero de 2014 nuestra luchadora Naomi Valentina se fue a casa con Nosotros!

Hoy Quiero motivar a los papitos que estén leyendo esto y que estén pasando por una situación similar, a que tengan Fe y crean en Dios!
Pueda que no sean religiosos, que no asistan a ninguna iglesia, o que si asistan a alguna pero aun no han adquirido la plena confianza en Dios y su relación con El sea ocasional y no constante;Pero una situación como esta puede ser el puente para descubrir cosas inimaginables y sorprendentes.

Para adquirir un Milagro No necesitas ser religioso, asistir a una iglesia o llevar una vida santa, Dios esta ahí para recibirte en cualquier momento, El se muere y ansia locamente que le hables y te acerques a El; Si eres padre, entenderás la impotencia y tristeza que se siente cuando un hijo te ignora y esta lejos de ti.

Los Milagros existen y suceden a Diario y a cada Minuto, aunque no los veas! Tu vida misma es un milagro constante, y lo ves cuando comprendes lo frágil que es la vida y vives una experiencia que te hace ver como en un segundo se puede perder.





Hoy Febrero de 2014:




miércoles, 12 de febrero de 2014

Nacer Antes de Tiempo: De qué depende Sobrevivir

Nacer antes de tiempo: de qué depende sobrevivir




Valeria Chavez
En el país nacen más de 60 mil niños por año antes de término y unos 8 mil pesan menos de 1,500 kilos, por lo que necesitarán cuidados más intensivos. En la Semana del Prematuro, especialistas dijeron a Infobae que "en muchos casos la prematurez se puede prevenir"  



Se estima que en la Argentina se producen aproximadamente 750 mil nacimientos por año. Y de ellos alrededor del 8,5% se producen antes del término de la gestación, es decir quenacen en nuestro país más de 60 mil niños prematuros.
Muchos de ellos necesitarán cuidados muy especiales, en particular los más pequeños (se calcula que algo más del 1%, es decir unos 8 mil, nacen con un peso menor de 1,500 kilos) y son los que necesitan cuidados más intensivos. El doctor Néstor Vain, vicepresidente de la Fundación para la Salud Materno Infantil (Fundasamin), resaltó que "es importante conocer que con ese tipo de cuidados muchos niños extremadamente pequeños logran sobrevivir y la mayoría van a crecer y desarrollarse sanos".
De ahí que la campaña de Unicef este año con motivo de la Semana del Prematuro tome como prioritarios los derechos de las mujeres a un control "adecuado" durante el embarazo, y del bebé prematuro a nacer en un lugar adecuado
Por cuarto año consecutivo, el organismo presentó la Semana del Prematuro, una iniciativa que se extiende hasta este domingo 6, de la que participan 280 instituciones de 24 provincias y que enfatiza sobre la necesidad de disminuir las brechas de inequidad que existen en el cumplimiento de los derechos 1 y 2 del decálogo, que enuncian que "la prematurez se puede prevenir, en muchos casos, por un control adecuado del embarazo" y que "los recién nacidos prematuros tienen derecho a nacer y ser atendidos en un lugar adecuado".
Infobae consultó a la doctora Zulma Ortiz, especialista en Salud de Unicef Argentina, para conocer cuál es la situación en el país y de qué manera el equipamiento y la infraestructura sanitaria son determinantes en la sobrevida de estos niños.
Las estadísticas registran a todos los nacimientos prematuros como un mismo evento, pero no todos los nacimientos prematuros son iguales: pueden ser espontáneos o inducidos por una razón médica.
Hay una diversidad de causas por las cuales un parto se adelanta o es desencadenado médicamente, y en la gran mayoría de los casos no es posible determinar fehacientemente si una mujer está o no en riesgo de tener un parto prematuro. Por eso, en general, se transmite la necesidad de hacer controles prenatales para poder identificar cualquier señal de riesgo de que el parto no llegue a término.
Por ejemplo, el consumo de tabaco, uso de hogares a leña o la inhalación de hidrocarburos dentro del hogar, el bajo peso de la madre antes del embarazo o la obesidad junto con la diabetes gestacional son factores que predisponen a un parto prematuro. La adolescencia o el embarazo después de los 35 años también tienen mayor riesgo.
La medicina moderna contribuyó también al incremento de nacimientos pretérminos mediante la utilización de cesáreas programadas sin una razón médica que lo justifique y los métodos de fertilización asistida, particularmente el implante de embriones, que se relacionan con los embarazos múltiples y estos con prematurez.


¿Puede prevenirse un parto prematuro?
Si bien hay factores y condiciones identificados como"predisponentes para un nacimiento antes del término del embarazo", aún no hay intervenciones efectivas que puedan prevenir todos y cada uno de estos. Sin duda, tener cinco controles durante el embarazo ayudarán a prevenir. 
El control durante el embarazo permite:
a) Indagar sobre la edad de la madre, sus hábitos, si tuvo hijos y cuántos. Se sabe que las madres adolescentes o que tuvieron muchos hijos anteriores, así como las embarazadas que no se alimentan bien, fuman o consumen drogas o alcohol, tienen más riesgos de tener un hijo prematuro.
b) Saber si una mamá ya tuvo un bebé que nació prematuro. De ser así, tiene entre 5 y 7 veces más posibilidades de volver a tener un hijo que nazca antes de término.
c) Detectar tempranamente enfermedades cardiovasculares, hipertensión y diabetes en la mujer y el retardo de crecimiento del feto.
d) Identificar si la mujer está bajo una situación de estrés, como un embarazo no deseado o ser víctima de violencia familiar o laboral. Se demostró que la privación social y afectiva, definida como "la falta de educación, de controles prenatales y de contención emocional" de la mujer embarazada, afecta negativamente su salud y la de su bebé.
¿Cuándo un parto prematuro es considerado de riesgo? ¿Qué secuelas puede tener un niño nacido antes de tiempo?
Antes de las 37 semanas y cuando un bebé pesa menos de 2,500 kilos se considera un parto y recién nacido prematuro. El riesgo está muy vinculado con el peso. A menor peso del bebé, mayor será el riesgo. Así, el grupo que pesa menos de 1,500 kilos es el considerado de mayor riesgo y requiere de un programa de seguimiento para identificar daños que puedan dejar secuelas y/o discapacidades.

Complicaciones y discapacidades más frecuentes

Parálisis motora
La prematurez es la causa principal de parálisis cerebral (enfermedad motora provocada por una lesión cerebral no evolutiva, ocurre en aproximadamente el 30% de los niños y niñas que pesaron entre 500 y 600 gramos al nacer, y en el 15% de los que pesaron entre 900 gramos y un kilo, es mucho menos probable que un prematuro que pesó alrededor de 1,500 kilos presente esta enfermedad. La gravedad también es variable, pudiendo tratarse de leves aumentos del tono muscular (tendencia a caminar en puntas de pie) hasta cuadros graves, como la cuadriplejía.
Disminución de la agudeza visual o ceguera por retinopatía
Los niños nacidos prematuramente pueden presentar con mayor frecuencia trastornos de la visión, que van desde problemas en la refracción y astigmatismo hasta la Retinopatía del Prematuro (ROP). La retina (capa más interna del ojo donde se forman las imágenes de lo que vemos) puede afectarse por muchas causas, la principal es la mala dosificación de oxígeno. Por eso es necesario controlar cuidadosamente la administración de oxígeno al recién nacido prematuro (RNP) internado; y que un oftalmólogo le realice un fondo de ojos frecuentemente desde las primeras semanas de vida para evaluar si la retina está afectada, ya que en los casos más graves de ROP el tratamiento inmediato con láser previene la ceguera.
Los niños que tuvieron ROP en sus distintos grados deben ser controlados por un oftalmólogo luego del alta neonatal, hasta que completen el desarrollo de la retina; y luego asistir a controles periódicos para prevenir y controlar posibles problemas de visión.
Los niños que evolucionan con muy baja visión o ceguera deben contar, de inmediato, con el certificado de discapacidad y apoyo especial garantizado.
El desafío en nuestro país es lograr que todos los RNP en situación de riesgo puedan acceder a un especialista que detecte la ROP precozmente, que controle la retina hasta que se haya completado la vascularización, y que en los casos de retinopatía grave realice el tratamiento oportuno con láser para evitar la ceguera.
Pérdida auditiva
Se estima que un RNP tiene siete veces más probabilidades de sordera que un niño o niña que nació en término. En la Argentina hay una ley que garantiza la pesquisa auditiva a todos los recién nacidos, y el seguimiento de la evolución de la audición para aquellos que tienen más riesgo, como es el caso de los prematuros. En la mayoría de los casos la pérdida de audición se puede diagnosticar en los primeros seis meses; aunque en algunos casos puede presentarse más tardíamente, por lo que hay que continuar vigilando la audición hasta la edad escolar.
No bien se diagnostica hipoacusia, el niño o niña debe recibir de inmediato atención especializada por parte de fonoaudiólogos/as y estimulación auditiva. En los casos de pérdida moderada o mayor se deberá evaluar la necesidad de audífonos o de un implante coclear, según cada caso. Está demostrado que un tratamiento efectivo y precoz favorece el desarrollo del lenguaje.

¿Qué cuidados debe tener un niño prematuro?
Los cuidados de un recién nacido prematuro dependen de su peso al nacer. Debemos prestar mayor atención a aquellos que nacen con menos de 1,500 kilos porque constituyen el grupo de mayor riesgo. En general deben quedar un tiempo no menor de 6 semanas en cuidados intensivos hasta completar la maduración de órganos vitales. Independientemente del peso, todos los prematuros deben estar acompañados por su madre y su familia todo el tiempo. Necesitan amor, contención y mucha conciencia sobre los factores protectores y de riesgo. Una sociedad informada, una familia con habilidades y destrezas para el cuidado es lo mejor que podemos hacer para complementar el conocimiento profesional. El trabajo en equipo y el valor de los niños son clave para enfrentar la adversidad de nacer antes.
¿Por qué hay cada vez más partos prematuros? (según el último informe de Unicef)
Según un artículo recientemente publicado, donde se valoraban las tasas de prematurez durante los últimos 10 años en 39 países de renta media y media alta, la Argentina presentó el segundo incremento más elevado (+4,2%) de tasa de nacimientos prematuros en el período.
No fue posible definir cuáles fueron las causas de este incremento, ya que es compleja la interrelación de los diferentes factores: socioeconómicos, ambientales, genéticos, de prácticas instaladas que podrían incidir en la prematurez.
Sin embargo, hay que destacar que, según los datos disponibles, es esperable la continuidad de la tendencia ascendente de los nacimientos prematuros en los próximos años.
¿Cree que está preparado el sistema de salud en general para atender este tipo de casos?
La Argentina cuenta con todos los recursos para cuidar de las madres, así como de los niños y niñas. Necesitamos que haya mejor articulación entre los subsectores público, privado y de la seguridad social. Estas fallas en la articulación y en los sistemas de traslado entre los distintos niveles de complejidad limitan o retrasan el acceso de la embarazada con amenaza de parto pretérmino, comprometiendo la sobrevida de su hijo por nacer. En algunos lugares hay insuficiente cantidad de recursos humanos, sobre todo, del recurso humano crítico para la atención del recién nacido de mayor riesgo, como personal de enfermería especializado. Esto se da sobre todo porque tenemos más unidades de terapias que las que se necesitan y el recurso humano está disperso en lugares donde se necesitaría que existiera mayor coordinación. La organización, distribución, capacitación, remuneración e incentivos de los recursos humanos es un factor mencionado recurrentemente por los equipos de salud que trabajan en las unidades de cuidados intensivos neonatales. Las causas en el deterioro de la formación, incentivos y salarios son múltiples y sujetas a coyunturas históricas, pero definitivamente los recursos humanos de la salud en general, y en el área de neonatología y obstetricia en particular, requieren un análisis y planificación minuciosos para revertir la situación actual.
Al respecto, el doctor Vain reflexionó que "los hospitales o sanatorios deben tener los elementos esenciales, tales como laboratorio, radiografías, ecografías, farmacia, hemoterapia disponibles las 24 horas los 365 días del año. Las unidades de neonatología deben estar equipadas con monitores, incubadoras, respiradores, etc.".
"Sin embargo –prosiguió– lo más importante para darles la mejor oportunidad de sobrevivir es el disponer de recursos humanos en cantidad suficiente y con los conocimientos y experiencia necesarios. Dentro de este recurso humano los enfermeros y enfermeras juegan el rol más importante: son quienes están en forma permanente al lado de los bebés más comprometidos, quienes detectan cada problema que aparece y quienes administran el cuidado que necesitan. Es obvio que deben trabajar colaborando con médicos neonatólogos entrenados y que son los responsables de muchas decisiones de tratamiento".
Un testimonio en primera persona
Felipe tendría que haber nacido el próximo 10 de diciembre de este año. Mercedes Álvez (31) y Claudio Brunat (38), sus papás, vienen del sur, específicamente de Ushuaia, donde fueron derivados desde el Hospital Regional a Buenos Aires.
"Estaba embarazada de mellizos. El primer día que nos derivaron me hicieron una ecografía Doppler. Allí se confirmó que el más pequeño no estaba creciendo y estaba muy comprometido. Había que sacarlos inmediatamente", contó Mercedes.
A pesar de la necesidad, existe una realidad: la no tan desarrollada regionalización del sistema de salud argentino hace que ocurran dificultades al momento de derivar pacientes que necesitan atención perinatal de mayor complejidad.
"Si hubieran nacido antes, las chances del gemelo más pequeño podrían haber sido mayores, pero cuando llegaron al Austral el sufrimiento fetal ya era muy importante, lo que llevó a que su organismo no soportara la transición de la vida extrauterina", explicó el doctor Gabriel Musante, jefe del servicio de Neonatología del Hospital Austral.
Finalmente, nació Felipe con tan sólo 27 semanas de gestación. Hace 16 días que se encuentra en la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales del Hospital Austral. "Llegamos el 10 de septiembre a Pilar y estamos alojados, desde entonces, en un hotel en frente al hospital", expresa con cara de cansancio el flamante papá.
Más allá de los días puntuales –como la conmemoración de esta semana– Musante señaló que "los niños prematuros requieren atención y asistencia todo el año", y aclaró que "cuanto menos tiempo de gestación o menos peso al nacer, más posibilidades de complicaciones y secuelas futuras hay".
Con respecto a la vuelta a casa, Mercedes comentó que, si todo sigue bien, en diciembre regresan a su hogar. "Es muy importante la contención que sentimos en este momento a nivel humano, es una  situación difícil pero ahora nos sentimos en paz sabiendo que nuestro bebé está al fin en un lugar seguro", afirmó.